Para Edith

13089954_10154044389140915_1843962154_n 13064701_856043917858786_1609671083249646109_o 13084055_10154044388760915_395615850_n 13089986_10154044388950915_1246787654_n
Pintura removida de muro, texto tallado
2016

“En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio con Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe” 
Santo Evangelio según San Juan 1, 1-18 

“Próspero – Tengo compasión de ti. Me tomé la molestia de que supieses hablar. A cada instante te he enseñado una cosa u otra. Cuanto tú, hecho un salvaje, ignorando tu propia significación, balbucías como un bruto, doté tu pensamiento de palabras que lo dieran a conocer. 
Calibán – ¡Me habéis enseñado a hablar, y el provecho que me ha reportado es saber cómo maldecir! ¡Que caiga sobre vos la roja peste, por haberme inculcado vuestro lenguaje!” 
Shakespeare, La Tempestad.

 

Carta tallada en un muro, dedicada a una víctima de la violencia en Ciudad Juárez.